jueves, 22 de julio de 2010

Epifanía Plástica

Ya estoy listo para dejar todo atrás, estoy dispuesto a perder la seguridad de lo material y empezare a caminar hasta llegar a donde el mar encuentra el cielo; deseo que el asombro destelle desde mis ojos.

Arropado por lo material se pierde la capacidad de soñar con futuros llenos de esperanza, porque son remplazados con futuros llenos de dinero; por mí el dinero puede terminarse, así dejare de preocuparme por todas las cosas que aun no tengo y por mantener aquellas que si tengo.

Siempre me he preguntado que pasara cuando ya no tenga que cuidarme de seguir la moda, cuando empiece a ver la ropa por lo que es, un disfraz bien confeccionado , acaso me verán como un paria por no seguir las reglas del materialismo que nos han inculcado por décadas.

Pero eso ya no importa, ya estoy listo para dejar de buscar la verdad y empezar a vivir en ella, quiero estar exactamente como Dios me envió al mundo denudo y puro ante la luz.

No quiero que esta sensación milagrosa de que sin importar lo que suceda todo estará bien, tan solo debo empezar por poner un pie delante del otro y avanzar, dejando huellas llenas de sueños y gritando a todo pulmón; Estoy vivo, estoy vivo, si estoy vivo; que mi alma me guie por la vía marcada; de día jugare al escondite con el sol y en la noche besare a la luna entre sabanas de estrellas.


1 comentario:

Sury Lluberes dijo...

Me encanto el 2do parrafo.