lunes, 18 de octubre de 2010

Tango Cabaret

Lo grotesco y lo mágico se juntan un en paralelo secreto, lleno de sudor y movimientos estilizados que marcan pasos en picardía multicolor; los cuerpos se unen en la más extraña danza, entre abrazos apasionados y corazones rotos en decepción.

Ella en su traje de cabaret; tan bella como una hermosa flor, pero no te confíes, es capaz de lastimarte si no te fijas, sus espinas están escondidas entre un juego de miradas y el perfume que despide su cuerpo. Si te acercas demasiado, arderas en locura de amor por ella; tu corazón te dice que te alejes, pero tu cuerpo esta hechizado por sus labios y como un imán eres atraído sin poder hacer nada para detenerte.

El acordeón toca esa melancólica tonada; que despierta una parte en tu interior que no conocías hasta ese momento; es como si tu vida ha dado una vuelta de blanco y negro, a color. El escalofrió recorre tu cuerpo, mientras tus caderas siguen el compas de sus torneadas piernas.

Poco a poco el ritmo golpea los cuerpos mientras el pasional sonido calienta la pista; el final se acerca, mientras la temperatura llega a su punto más alto; pareciera que todos en el cabaret estuvieran a punto de morir; el humo de cigarros, olor a licor, sexo y sudor; eso es tango.


1 comentario:

«• Libélula •» dijo...

Tango, tango... el baile de los amores, las pasiones, y las miradas insinuantes.

Muy apasionante; se sintió ese deseo al leer entre lineas.

Verdaderamente fascinante.